Blogia
Bienvenidos al Blog de los clubes CPN

El Encuentro Nacional de los clubes juveniles Conocer y Proteger la Naturaleza, condicionado por el temporal.

El Encuentro Nacional de los clubes juveniles Conocer y Proteger la Naturaleza, condicionado por el temporal.

Finalizada la Asamblea de la Federación de clubes CPN, celebrada entre el 10 y 12 de octubre en Almendralejo (Badajoz), toca hacer balance. Por un lado, las sesiones de trabajo han resultado muy productivas. Han tomado parte 8 clubes CPN, de 5 Comunidades Autónomas. La participación de Teresa Vicetto (editora de la revista El Cárabo) y Jordi Sargatal (Director del Área de Territorio y Paisaje de la Obra Social de Caixa Catalunya), como invitados, ha sido de gran interés, enriqueciendo con su experiencia los debates de los clubes CPN.

Las actividades al aire libre de la Fiesta de la Naturaleza (carpas con exposiciones, talleres, etc.), hubieron de suspenderse, por el fuerte viento y la lluvia.

La visita a las instalaciones del centro de cría en cautividad de Cernícalo primilla que gestiona el CPN anfitrión, DEMA, no dejó indiferente a nadie, por las soluciones imaginativas (y económicas) que integran para resolver cada uno de los problemas que les surgen. Tras más de una década, podemos afirmar con rotundidad que el centro de DEMA es un centro puntero a nivel mundial en la reproducción en cautividad, y en ambiente de colonia, de esta amenazada rapaz: el Cernícalo primilla.

 

Las estepas que rodean Almendralejo y la cercana Sierra de Hornachos son un auténtico paraíso natural.

En la excursión de media jornada que hicimos el domingo, pudimos toparnos y avistar un buen número de aves esteparias –entre ellas, un bando de avutarda y otro de grullas-, amén de elanio azul, buitre negro, águila culebrera, abundantes ratoneros, cernícalos... Por lo extraño de su plumaje, las condiciones de luz y la distancia de la observación, la culebrera tuvo a los más avezados ornitólogos en jaque, porque llegamos a pensar que podría tratarse de un Águila imperial, presente también en estos parajes de la Sierra de Hornachos, junto con la Perdicera.

Justo antes, habíamos visitado un rincón –que sólo los duendes del bosque conocen y mantienen bajo su sabia protección- con un grupo de alcornoques centenarios, de más de 25 metros de alto. Tres o más personas eran necesarias para abrazar los troncos de estos verdaderos monumentos naturales.

 

Compartir estos días con los amigos y amigas de DEMA (Pepe Antolín, Lolo, Patri, Marina, las voluntarias de Austria y Estonia, Ania y Numa, etc.) ha sido un verdadero placer. El intenso trabajo de conservación y de educación ambiental que llevan a cabo desde DEMA es admirable. El buen rollo, palpable. Tanto “curre” no quita para poder acabar el día disfrutando de un buen vinito de la tierra y unos cortes de jamón. O quizá gracias a esas ricas viandas se mantienen los de DEMA tan en forma.

 

Teresa Vicetto nos hizo viajar en el tiempo hasta los orígenes del movimiento CPN en España, de la mano de la revista Quercus –que editaba con Benigno Varillas- y la revista El Cárabo, la más leída en todas las madrigueras, y la culpable de la creación de los clubes Conocer y Proteger la Naturaleza. Teresa nos mostró algunas imágenes de los Cárabos, de los primeros Encuentros CPN (como el del año 89 en Asturias... ¡qué jóvenes que éramos!)... De la mano de Teresa, tuvimos un rico intercambio de opiniones sobre la situación de la educación naturalista y el asociacionismo para la protección de la naturaleza entre los jóvenes en España.

 

Jordi Sargatal nos animó a seducir ambientalmente a la sociedad. Y nos recordó que la primera que seduce –y al primer instante- es la propia naturaleza. Por su larga experiencia en el conservacionismo, nos aseguró con convicción –y brillo en la mirada- que ningún niño, ninguna persona, queda indiferente al tocar un corzo, acariciar una cría de tejón, soltar un pollo de cigüeña recuperado... El contacto directo con la fauna salvaje, por fugaz que sea, marca toda una vida, nos recordó Jordi, quien, como otros tantos de su generación, también fue seducido por el Doctor Félix Rodríguez de la Fuente.

En su charla, hizo un repaso (también en imágenes) a toda su trayectoria de protección de la naturaleza, desde que era un chaval de 16 años y creó una asociación para salvar a los Aiguamolls del Empordá (humedales costeros de Girona) de los planes urbanizadores que había en la década de los 60 –cuando aún no había llegado la democracia- hasta que, finalmente, años más tarde, llegó a ser Director del Parque Natural de los Aiguamolls. Afortunadamente, todos aquellos años de batalla –con denuncias en prensa, manifestaciones, acampadas y sentadas para impedir las obras sobre el terreno- lograron parar la locura, y lo que pretendía desecarse para llenarlo de hormigón, donde albergar a 60.000 turistas, acabó siendo espacio protegido, por sus notables valores naturales. Y no sólo eso: en el transcurso de tiempo que va desde la temprana juventud de Jordi Sargatal hasta que acaba siendo el primer Director del Parque Natural de los Aiguamolls, Jordi se empeñó –y consiguió, como no podía ser de otra manera, por su gran dedicación sin tregua- en reintroducir allí algunas especies emblemáticas, bien conocidas por todos, como la cigüeña blanca o la nutria. Así, la relación de Jordi con Extremadura viene desde muy atrás, ya que las cigüeñas y nutrias que ahora pueblan buena parte de Cataluña provenían de Extremadura, donde sus poblaciones eran abundantes. Él mismo se encargaba de capturarlas, trasladarlas y soltarlas, con no pocas anécdotas, como los cigoñinos mareados en un R-12, que acabaron soltando de sus picos todos los peces y batracios ingeridos, dejando el coche impracticable... Para gran sorpresa del trabajador de una gasolinera donde Jordi hubo de parar con el fin de limpiar el desaguisado, los pollos fueron soltados para pasear libremente, un poco, por el entorno de la gasolinera y así poder superar el mareo. No resulta difícil imaginar escena tan cómica.

En años más recientes, Sargatal ha conseguido que los directivos de Caixa Catalunya se enamoren de Buitres, Quebrantahuesos y de tantas joyas naturales que aún tenemos la suerte de conservar. Así, le nombraron director de la ya desaparecida Fundació Territori i Paisatge y ahora dirige el Área de Territorio y Paisaje de la Caixa de Catalunya. Desde ella, ha promovido la custodia del territorio en gran cantidad de fincas de alto valor de conservación. Ha firmado múltiples convenios de gestión, para promover la sostenibilidad y garantizar una actividad rural compatible con la presencia de especies protegidas. Y ha fomentado las ayudas a numerosas ONG de todo el Estado, y las tareas de conservación o educación ambiental que desarrollan. Entre ellas, FCPN y CPN- DEMA hemos sido beneficiarios de estas ayudas. Qué gran suerte que un personaje histórico en la defensa de la naturaleza en España -y muy especialmente en Cataluña- sea un enamorado de la revista El Cárabo y de los clubes de Conocer y Proteger la Naturaleza.

Nuestra naturaleza sigue necesitando muchos aliados como Jordi Sargatal, Teresa Vicetto y –modestamente, pero convencidísimos del granito de arena que aportamos- toda la gran familia de los CPN.

¡Nos vemos en el 2009 en los Encuentros Internacionales y en el próximo Encuentro CPN en España, en Asturias, con nuestros amigos y amigas del CPN- FAPAS!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres